miércoles, 30 de marzo de 2005

El panteón de hombres ilustres

Junto a la Basílica de Nuestra Señora de Atocha se encuentra el panteo de hombres ilustres. El proyecto parte de la Reina Regenta María Cristina. Iba destinado a ceremonias oficiales, pero no se concluyó. Hoy acoge un grupo de panteones que probablemente fueron pensados para otro lugar menos alegre y luminoso. Entorno a un patio central podemos recorrer en sus naves los monumentos a Canalejas, el Marqués de Duero, Sagasta, Eduardo Dato, Rios Rosas, Cánovas. Víctimas de una época turbulenta algunos murieron asesinados, como Cánovas en 1897, Canalejas, en 1912 o Eduardo Dato, en 1921. La imagen es del segundo.

3 comentarios:

Cristina dijo...

Caramba, no sabía que esto existía. ¡Qué supina ignorancia la mía! Correré a visitarlo. Gracias por la información.

Un saludo,
Cristina

kardama dijo...

en los años 6o, y por motivo de unas obras de acondicionamiento en la basilica, las alumnas del cercano colegio salesianas los domingos por la mañana dabamos la catequesis sentadas sobre las tumbas, lo que ahora me resulta algo macabro a mis 11 años aproximadamente me dejaba fria al igual que a mis compañeras. saludos Kardama.

Juan C. Ruiz dijo...

Que triste, que un lugar destinado a ser emblematico de una sociedad civil viva, muera ahora en la agonia del olvido de todos. Su concepcion arquitectonica, aunque lastrada con la obra regiosa que se le ha adosado, ya de por si sola, es con sus reminiscencias de arte catedralicio italiano, una joya en un Madrid que ni siquiera sabe de su existencia. Y el lapidario que atesora, deberia hacernos reflexionar sobre lo efimero del transcurso humano, al ver como las telarañas de la indiferencia se comen la fama que un dia atesoraron tan ilustres huespedes.
Vaya por todos ellos, continente y contenido, mi mas sincero reconocimiento, a la estupidez.